Si te llevas 30€ ¡el envío te sale gratis y lo recibes en 24/48h!

Las 6 pistas del amigo invisible que nunca faltan

La Navidad ya se acerca: las calles hace semanas que están decoradas con luces navideñas, las bufandas y los gorros se han vuelto los complementos de moda, en la tele no paran de anunciar juguetes y turrones y… ¡Ya tienes por lo menos tres o cuatro amigos invisibles que no puedes saltarte!

Con tantos sorteos y regalos por hacer no es raro estresarse, y por si fuera poco tienes que preocuparte por dejar pistas a los afortunados que recibirán un regalo de tu parte y adivinar quién te hará a ti el regalo. ¡Es de locos!

En Beewow no conocemos la fórmula para dejar las mejores pistas, pero sí que hemos visto que hay algunas que, para bien o para mal, nunca faltan en un amigo invisible:

1. La pista obvia 

Vale, el objetivo es ayudar a que te identifiquen, pero tampoco se trata de gritarlo a los cuatro vientos. ¡Sé un poco más sutil!

2. La pista críptica

Si la pista obvia hacía el juego demasiado fácil, la críptica es imposible de descifrar. Si te dejan una de estas estarás en el mismo sitio que donde empezaste.

3. La pista perdida

Si no has recibido ninguna pista deberías revisar los bolsillos de tu chaqueta por si te la han dejado allí… ¿O quizás se ha perdido por el camino? Una pista perdida no puede ayudarte, asegúrate de que todos sepan que no te llegó.

4. La pillada

Un mal cálculo y te pueden pillar con las manos en la masa. Cuando dejes pistas haz todo lo posible para que nadie te vea hacerlo (y no estés vigilando todo el tiempo para ver quién te las deja a ti, ¡el juego perdería toda la gracia!)

5. La pista genérica

La entiendes perfectamente, ¡pero cualquiera encaja con esa descripción! Decir eso y no decir nada es lo mismo…

6. La pista falsa

Es posible que de entrada parezca una pista facilita y enseguida te apuntes el nombre de un sospechoso en la lista, pero podría no ser tan fácil. ¡No te confíes!

Ahora sólo queda dejar tus propias pistas y descifrar las que te dejen mientras eliges el regalo perfecto. Aún hay tiempo, pero si no quieres que te pille el toro y quieres ir cogiendo ideas, pásate por Beewow.